Concluyen talleres de ENAP en barrios de Concón y Quintero

Los vecinos y vecinas recibieron felices los diplomas que certifican la capacitación recibida de manos de Rodolfo Bickell y Anselmo Flores de ENAP

Una colorida y alegre jornada se vivió durante la ceremonia de certificación de los talleres de artes y oficios que ENAP realizó en diversos barrios de Concón y Quintero, destinados a entregar capacitación, fomentar pequeños emprendimientos y contribuir a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de estas comunas.

Hasta la plaza Carlos Pezoa Véliz llegaron representantes de ENAP, vecinas y vecinos, quienes fueron parte de la entrega de los diplomas que acreditan la capacitación realizada a los participantes de los 17 talleres. Además, como una manera de celebrar el término del proceso, realizaron una feria para mostrar a la comunidad los productos artesanales y manufacturados que elaboraron.

Los talleres de repostería y cocina capturaron la atención de los presentes en la feria, quienes pudieron degustar las deliciosas preparaciones.

Estas iniciativas forman parte de las diversas inversiones socioculturales que ENAP realiza en el marco de su Plan de Relacionamiento Comunitario, según explicó Rodolfo Bickell, jefe de la División Comunidades de ENAP Refinería Aconcagua.

“Como ENAP estamos orgullosos de contribuir a nuestras comunidades más cercanas. Estamos muy contentos con los resultados de este programa, que permitió a más de 300 habitantes de ambas comunas conocer y compartir, además de aprender artesanías y oficios en temáticas elegidas por las mismas organizaciones comunitarias, los que mejorarán su calidad de vida y les generarán ingresos adicionales para sus familias”, dijo Bickell.

También durante los talleres, las vecinas aprendieron a realizar distintas decoraciones navideñas, entre otras artesanías.

A su vez, Teresa Vera, tesorera de la Junta de Vecinos Las Brisas de Loncura, de la comuna de Quintero, reconoció que “el curso nos pareció excelente. Fue un aporte porque aprendimos más de repostería y lo hemos cultivado. Nos reuníamos y compartíamos con vecinas que antes del curso sólo nos ubicábamos y nos saludábamos, pero ahora tuvimos la ocasión de conocernos más y compartir. Con esta capacitación los jóvenes pueden desarrollar lo que aprendieron para un futuro mejor”.

En Quintero, se realizaron tres talleres en Loncura y otros tres en sectores rurales. Mientras que en Concón se desarrollaron un total de once en diferentes juntas de vecinos de esta comuna.

El programa se coronó con la exposición de los productos realizados en los talleres.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *