Ley “No Chat”: las penas que enfrentan quienes chatean al volante

Ya entró en vigencia la ley que endurece las sanciones contra los automovilistas que usan el celular de manera inadecuada. Acá te contamos a las multas que arriesgas si chateas mientras conduces.

Si eres de los que chatean mientras manejan, es momento de abandonar su práctica. Considerada una peligrosa acción, que no solo pone en riesgo la vida del conductor, sino que de inocentes que se crucen en su camino, una nueva normativa aplica las sanciones para los automovilistas irresponsables.

El 12 de octubre entró en vigencia la Ley No Chat, que modifica la Ley de Tránsito 18.290. y que castiga con mayor severidad las conductas al volante relacionadas al uso de celulares y de otros dispositivos móviles que no son originales de vehículo.

“Va en la dirección correcta para prevenir accidentes. Está largamente documentado cómo el uso del celular distrae la conducción del vehículo, tanto por el hecho de desviar la vista, como por el hecho de desconcentrar al chofer”, explica Carolina Calderón, académica de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, experta en transportes y seguridad vial.

Estas distracciones, conocidas como “distracciones cognitivas” son las que tienen mayores consecuencias en el comportamiento del conductor. “Aumenta su tiempo de reacción, especialmente el de frenada, la reacción frente a señales del tránsito, entorpece su capacidad para mantenerse en la pista adecuada y reduce su percepción de la situación que está viviendo”, agrega la docente.

“Existen estudios que corroboran que el uso del celular aumenta hasta en 4 veces las probabilidades de accidentes, riesgo que es similar usando o no manos libres, por lo que en un futuro también debería estudiarse se eliminación”, apunta Calderón. Simplemente, “no se debería hablar por teléfono mientras se maneja”.

Multas al alza

Según la académica USS, a mayores multas, mayor el desincentivo para usar de forma inadecuada el móvil. “Lo clave es que la multa pasa de grave a gravísima, solo puede usarse el celular con el motor apagado y en detención”, detalla la experta.

Los conductores que no acaten la normativa se exponen a multas que van hasta los $160 mil y a la suspensión de licencia por hasta 45 días, en caso de ser la primera vez que incurren en una infracción, y hasta 90 días, en caso de reincidencia.

Finalmente, Calderón apunta a que la tecnología podría ser una buena aliada en el control del uso de celulares, ya sea mediante aplicaciones que bloqueen su utilización cuando el conductor está en movimiento, o en control por parte de empleadores a choferes de utilitarios, buses y otros vehículos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *